Templo Parroquial Nuestra Señora del Rosario de la Torina | Sitio Turístico LagoRapelChile.cl

Templo Parroquial Nuestra Señora del Rosario de la Torina

En la localidad de La Torina, al poniente y a dos kilómetros del centro urbano de Pichidegua, se encuentra el antiguo Templo Parroquial Nuestra Señora del Rosario de la Torina, cuya construcción data del 23 de febrero de 1767 por el Obispo Manuel de Alday y Aspeé, desmembrándola de la Parroquia Santa Cruz de Colchagua (Santa Cruz), con el nombre de Nuestra Señora del Rosario, fue diseñado por el arquitecto italiano Joaquín Toesca y Rechi, el mismo que construyó la Casa de la Moneda en Santiago.

El nombre de la Torina viene a raíz que el lugar donde está erigido este templo es porque fuera propiedad de Don Mateo de Toro y Zambrano.

Al ingresar hasta el sector por el camino principal el viajero se encuentra con un altar con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

Este Antiguo templo en la actualidad se encuentra en reconstrucción ya que como muchas casas del sector, este también sucumbió ante la fuerza del terremoto de Febrero del 2010, hoy se están restaurando cuadros y figuras de santos, los que han estado desde que se construyó esta iglesia

Para el terremoto del año 1985 ya esta iglesia sufrió graves daño, en la etapa en que se removía escombros, bajo su altar mayor se encontraron restos óseos, lo que produjo un gran interés y preocupación por los vecinos del sector ya que se rumoreaba que podrían corresponder a desaparecidos de la dictadura militar que gobernaba el País en ese momento.

Durante años este rumor vivió entre los vecinos y gente que conoce el lugar, por esta razón el departamento de comunicaciones  del arzobispado de Rancagua el 18 de Julio del año 2013, saca una declaración pública  que dice lo siguiente: “El obispo de Rancagua a recibido en estos días varias consultas en relación a informaciones sobre la existencia de restos humanos óseos bajo el templo  de la Torina, ubicado en la comuna de Pichidegua, en ese contexto el obispado considera oportuno recordar a la población de esa comuna y a las comunidades cristianas de esa parroquia,  que antiguamente era costumbre enterrar en los mismos templos a personas católicas,  que al fallecer así lo solicitaban,  es por ello, que es frecuente encontrar restos humanos bajo muchos templos del País.

En el caso específico de la Torina, después del terremoto de 1985, la capilla quedó dañada y al hacer trabajos de restauración se encontró restos óseos que fueron analizados por el instituto médico legal, el cual emitió un certificado, señalando que se trata de restos de gran antigüedad. Este documento agrega que posiblemente se trate de una familia que a comienzos del siglo XIX, participaba de una misión y fueron asaltados por lo que fueron velados y enterrados bajo el altar mayor del templo”; señala parte de la declaración, luego insta a los feligreses a seguir trabajando para la restauración y reconstrucción del antiguo templo de la Torina.

La Torina será declarada Monumento Nacional, 17 de agosto de 2009.